Categorías

Videntes y tarotistas en Barcelona y Cataluña auguran que el 2018 será un año para prestarle mucha atención, ya que las catástrofes naturales y el terrorismo se harán presentes en todo mundo, mientras aseguran que en España aumentará aún más la tensión entre los ciudadanos y se producirán conflictos en las calles.

Estas son algunas de las tantas predicciones que han realizado videntes catalanas acompañadas de un grupo expertos en ciencias esotéricas que participaron en la trigésimo tercera edición de la Feria Magic Internacional, que tuvo lugar en el Centro de Convenciones Internacional de Barcelona.

Las videntes catalansa también han indicado que el planeta está enfadado con el ser humano y en 2018 se lo hará saber con mucha más fuerza, la respetada vidente de barcelona Valentina Esquivel aseguro que a mediados de este año habrá terremotos bastante fuertes en Norteamérica, Sudamérica y España.

Por otro lado la Federación Española de Videntes, Psíquicos, cartomantes, tarotistas y horoscopistas dicen que  no hay manera de pronosticar hechos positivos en el futuro cercano ante el desmesurado grado de incertidumbre política que se vive el país.

Oriana Fuentes vidente catalana y especialista en analizar la influencia de los signos zodiacales sobre el planeta, afirma que para dar un pronóstico preciso hay que considerar algunos datos importantes, como la fecha de fundación de un país o cuándo se genera algún cambio significativo en el mismo, dice que actualmente no sabe que esperarse, ya que el planeta está atravesando por muchos cambios a nivel de política económica y así será durante todo el año 2018 en varios países del mundo.

La profesional de las ciencias esotéricas y vidente catalana también aprovechó la oportunidad para hablar  del proceso independentista catalán, dijo que el 2018 será la llave para abrir la puerta de la independencia y recomendó el día 24 de septiembre de 2018 para hacer un referéndum hipotético porque será la mejor de las fechas astrológicamente hablando.

Los comentarios están cerrados.