Categorías

Mi esposa es de verdad, una mujer tenaz: ella obtiene lo que quiere de alguna u otra manera. Pues ahora me ha enviado a la tarea de conseguirle una vidente con la cual consultarse el tarot. Le he dicho que por qué no busca ella, pero no ella desea que sea yo quien le diga de proponer una vidente para que se consulte. ¡Y yo no sé nada de videntes! ¿Alguien puede ayudarme con la extraña tarea asignada por mi señora? Está muy triste y la entiendo, por eso es que no me he resistido al encargo de hallar quien puede proponer una vidente para consultarse el tarot. Puedes saber más en este foro: http://www.unvidente.com

 

Lo que le sucede a mi señora

Lo que pasa, y en eso entiendo a mi esposa, es que recientemente murió una de sus hermanas, que yo mismo sentí así siempre, como una hermana también para mí, siempre alegre, colaboradora y muy familiar. Pero enfermó muy gravemente y se consumió antes de que pudiésemos hacer algo más. El médico ha dicho que al menos, sufrió poco; pero es una pérdida terrible, muy triste para todos.

Mi esposa quiere consultar el tarot como una manera de despedirse de ella, saber que cumplió su misión o que ella pueda completar algún pendiente importante para su hermana.  Pero para ello se debe proponer una vidente que sea capaz de realizar una lectura del tarot de estas proporciones, pues amerita una profundidad espiritual que va más allá de lo común, un don con el que muy poca gente cuenta en la actualidad.

 

¿Qué vidente es buena?

Lo primordial para mí y mi esposa es que alguien nos pueda proponer una vidente que pueda leer el tarot y comprender ese sentido de revelación que desea mi esposa, que no es nada al estilo de médiums, sino de poder engranar esa visión de lo que mi esposa pueda hacer por su hermana, aunque ya esta esté en el más allá gozando de la vida eterna.

Los comentarios están cerrados.