Categorías

Aunque es muy común encontrarse con personas falsas que aseguran ser videntes, también es posible la videncia sin mentiras, los videntes naturales son personas que han nacido con la habilidad psíquica de ver vestigios del pasado, presente o futuro de ellos mismos o de otras personas.

Un vidente puede entender hechos del pasado y del presente que les pueden dar las herramientas para orientar acerca del futuro; ayudan a la toma de decisiones en el presente para que las personas puedan procurarse un mejor futuro, lleno de felicidad y prosperidad.

Un clarividente no es exactamente un mago, esto lo piensan muchos, pero no es así; no van a arreglar de manera mágica los problemas o cambiar el futuro de las personas con solo mover sus dedos; son seres humanos igual que los demás, pero con un don diferente.

De esta manera un vidente puede ayudarte a revisar tu pasado para así poder comprender tu presente y puedas evitar tropiezos en un futuro; esto lo pueden determinar valiéndose de diversos medios y herramientas, a través del aura, de los chakras, de las cartas del tarot.

Un vidente no puede decidir que ver o cuando verlo, es algo que sucede de manera natural y fluida.

 

¿Vidente o Estafador?

Esta es una de las grandes inquietudes de las personas al momento de contratar los servicios de videncia, pero en base a ciertos comportamientos y actitudes, además de las apariencias, que nos pueden indicar si estamos frente a un vidente real o un estafador.

El dinero, al asistir a una consulta ya se debe tener un costo determinado, una tarifa ya establecida, si durante la consulta este costo tiende a subir por diversos motivos o excusas, debemos levantar las alertas ya que es un indicio de que esa persona solo está interesada en nuestro dinero.

Las consultas repetitivas, no siempre una persona debe asistir a una consulta, puede ir una que otra vez o si es necesario dos veces seguidas; pero los estafadores harán lo posible para que asistas a consultas regularmente, su interés no es ayudarte sino cobrarte más dinero con cada consulta.

Un estafador se va a inventar rituales costosos con la excusa de solucionar tus problemas, no solo terminarás con los mismos problemas sino que además tu bolsillo sufrirá las consecuencias.

Lo mejor es asistir a un vidente que sea recomendado por otra persona, que te haga sentir a gusto y en confianza y que no muestre interés en tu dinero, sino en ayudarte.

Los comentarios están cerrados.